Talleres de verano AVANTIA 2016

¡Buenos días!

Os recordamos que sigue abierto el plazo de inscripción de los TALLERES DE VERANO AVANTIA 2016.

El horario es de 9 a 14 horas, con posibilidad de ampliarlo de 8 a 15 horas con nuestros servicios de aula matinal ( que incluye desayuno) y comedor.

Los talleres se llevarán a cabo en el Colegio Ramón Izquierdo (Salesianos) con un mínimo de 30 niños/as y como las plazas son limitadas, las inscripciones se atenderán por riguroso orden de llegada. Para realizar la inscripción tenéis 4 opciones:

  • Entregar la hoja de inscripción en la portería del colegio
  • Acudir a CENTRO AVANTIA ( C/ Francisco Vaca Morales, 2, Valdepasillas)
  • Telefónicamente : 626 424 097 / 924 25 88 62
  • Telemáticamente: www.avantiabadajoz.es ( en el apartado “inscripción talleres de verano” )

image

Anuncios

3º Semana: Los Romanos

Durante la tercera semana de nuestros talleres, los niños hicieron una actividad que fue todo un éxito: replica de un mosaico. Primero aprendieron qué es un mosaico y el uso que le daban los romanos; después se pusieron manos a la obra. ¡Trabajaron en equipo y les quedó genial!

20150716_133606

20150717_131931

20150717_134545

Aprender y desarrollarse al ritmo que sea adecuado para cada niño

Desde Centro Avantia, creemos en la importancia de dejar que cada niño/a aprenda según su propio ritmo y estilo de aprendizaje. Hoy queremos despedir la semana con una breve reflexión que deseamos os guste:

“Cada niño/a es especial. Los niños son como mariposas en el viento… Algunos pueden volar más alto que otros, pero cada uno vuela de la mejor forma que puede. ¿Por qué entonces compararlos unos con otros? Cada uno es diferente, cada uno es especial, cada uno es hermoso y único.”

Educación por proyectos de trabajo

Hoy os queremos hablar de la educación por proyectos, también llamado el aprendizaje basado en proyectos (ABP). Hoy en día este modo de trabajar, está en auge, aunque esta “metodología” data desde el inicio de los tiempos, ya que está formada por un compendio de diferentes teorías pedagógicas, muchas de las cuales pertenecen a la fuente pedagógica en la cual se fundamente nuestro currículo educativo.  Algunas de estas teorías son , entre otras, la de Montessori o Declory. Además este tipo de aprendizaje es propio de la perspectiva constructivista, en la cual se basa nuestro sistema educativo actual.  Esta perspectiva del aprendizaje  lo entiende como construcción, en la que  el alumno es quien construye su propio aprendizaje, dejando al profesor como mediador y facilitador de experiencias en ese proceso. Como ya dijimos, esta es la idea que sustenta nuestro sistema educativo, pero hay veces que nuestras acciones como docentes no van encaminadas a ello. Hoy en día podemos hacer muchas cosas en las aulas para ayudar a nuestros alumnos a llevar a cabo ,de forma óptima, esa construcción del aprendizaje, pero por desgracia y muy a menudo, no les permitimos realizar ese proceso por ellos mismos, ya que les llenamos de fichas y más fichas donde plasmar un aprendizaje repetitivo y memorístico. Esto pone de manifiesto que no se está llevando a cabo dicha construcción por parte del alumno, ya que le damos  el producto de aprendizaje terminado para que lo tengan que digerir y sólo nos limitamos a evaluar ese resultado repetitivo, al que algunos llaman aprendizaje.

¿No nos gustaría tanto a alumnos, como a profesores y padres aprender sin darnos cuenta que aprendemos?¿Aprender jugando, viendo, experimentando?¿Poder descubrir y comprobar las cosas por nosotros mismos?¿introducirnos en un mundo de fantasía y conocer desde primera persona cómo vivían en la Edad Media o cómo eran los conciertos de música del gran Mozart y tantas y tantas cosas que podemos recrear y volver a vivir para aprenderlas de primera mano?

Pues todo esto se puede llevar a cabo mediante el aprendizaje basado en proyectos,partiendo de los intereses del alumno para ir creando situaciones de aprendizaje por descubrimiento, en el que la base fundamental es la experimentación e investigación de los  hechos para poder llegar a crear el aprendizaje.

Si trabajamos de esta manera, conseguimos que los alumnos alcancen no sólo los contenidos, sino hábitos de trabajo, estrategias para planificar, fomentamos a alumnos más críticos, autónomos y responsables. Además ellos mismos pueden  evaluar tanto su proceso de aprendizaje como el resultado del mismo, en definitiva APRENDER A APRENDER, uno de los grandes objetivos de la educación.

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo” (Benjamin Franklin)